movilidad urbana eléctricos

Scooter sin manillar

Scooter sin manillar

El scooter sin manillar es también conocido como selfbalence scooter y consiste en el típico implemento de dos o cuatro ruedas, solo que desprovisto de manubrio alguno.

Al observarlos surge una dudad: ¿cómo se conduce? La respuesta a esta pregunta se deduce al observar que cuenta en la plataforma donde posan los pies unos sensores de movimiento. Es en estos puntos donde se hace presión y se ordena al aparato tanto la dirección como la velocidad.

Se trata de un fantástico aporte a la movilidad urbana. Además, ayuda a que la gente haga más ejercicio y movimiento corporal, pues no se limita a solo mover las manos para comandar el aparato, sino que todo el cuerpo participa en el dominio del mismo. Por ello, también sucede que el scooter sin manillar es sumamente divertido para quien lo utiliza.

¿Cómo se conduce este tipo de aparatos?

Como ya se indicó antes, poseen sensores en los cuales se hace presión con los pies al ladear el cuerpo. De hecho, las configuraciones para el movimiento, velocidad y dirección son las siguientes:

Marchar al frente

Se requiere inclinar el cuerpo ligeramente hacía adelante, o dependiendo del modelo de aparato hacer simple presión con la punta de los pies.

Frenado

Hay que pararse del aparato o dar un golpe con los pies.

Para retroceder

Se necesita llevar el cuerpo ligeramente hacia atrás, o en su defecto hacer presión con los talones sobre la base de los pies.

Virar a la derecha

Aplicar mayor presión en el pie derecho.

Virar a la izquierda

Hacer mayor presión en el pie izquierdo.

Con estos simples tips se puede usar un scooter sin manillar. Por otra parte, hay que indicar que requiere algo de práctica, aunque rápidamente se gana pericia y se disfruta el uso del mismo.

¿Cuántos modelos hay de scooter sin manubrio?

Para definir bien este tópico, hay que dejar en claro ciertas cuestiones de léxico. En primer lugar, precisar el término scooter.

Esta es una palabra inglesa usada para identificar las famosaspatinetas”, es decir, una tabla con cuatro ruedas que se mueven por impulso. También, se emplea pare referirse al “monopatín”, siendo este un adminículo similar a la patineta pero con tres o dos ruedas y que tiene un manubrio.

Por otra parte, en el mundo de las motos sucede que un scooter es una variante donde el piloto se sienta sin montar a horcajadas sobre parte alguna del motor.

Para efectos de la movilidad urbana, un scooter sin manillar puede ser una suerte de “patineta eléctrica” o también lo que llaman un “overboard”. Este último consiste en dos ruedas sobre un mismo eje, una al lado de otra, que se mueven con ayuda del equilibrio de la persona y por ello reciben el nombre de “self-balancing”.

¿Qué ventajas tienen estos aparatos?

El scooter sin manillar se ha convertido en uno de los predilectos en el rubro de los nuevos modos de desplazamiento en la ciudad. Desde su aparición en el 2015, su tecnología giroscópica ha sido el deleite de muchas personas. Son elaborados en plástico, siendo ligeros y transportables una vez se dejan usar.

Cuentan con unas baterías que tienen una duración de dos horas, usándose a una velocidad constante de 12 kilómetros por hora. Un dato importante es que se recomienda usar coderas y rodilleras.

Solo nos resta indicar que si te gusta o te llama la atención un scooter sin manillar, entonces no dudes en probar desplazarte en uno de estos aparatos. Son sumamente efectivos, divertidos y representan la nueva manera de moverse en las ciudades. No te quedes atrás. No importa la edad que tengas. Los nuevos modos de movilización citadina son para todas las etapas de la vida. ¡Hazlo ahora!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.